home Tratamientos Ortodoncia, brackets para corregir la mordedura

Ortodoncia, brackets para corregir la mordedura

Tratamientos para corregir la mordedura, la ortodoncia

Tanto la forma de la dentadura, como la relación entre las estructuras, su función y su posición deben ser estudiadas y cuidadas para una correcta salud bucodental. De estos elementos se encarga la especialidad de odontología y su función principal es la prevención de anomalías y alteraciones en este sentido, así como el diagnósticos de posibles problemas derivados de este tipo de desequilibrios.

Para corregir los desajustes en la forma y posición estructural de la dentadura, la odontología se sirve de diversos tipos de fuerzas que se aplican según las necesidades particulares en cada paciente. Gracias a estos sistemas de trabajo, el profesional puede dar solución a problemas con derivaciones en la salud, como la mordedura incorrecta, y también puede conseguir una armonía estética en las estructuras dentomaxilares.

¿A qué llamamos estructuras dentomaxilares?
Se denomina así al conjunto completo de dientes y mandíbulas, así como a los procesos óseos alveolares que son los encargados de ofrecer fijación a la dentadura.

Es interesante mencionar que los huesos maxilares, su estructura y la posición que en ellos ocupan los dientes son responsables de dar forma a todo el tercio inferior de la cara. Así, el correcto alineamiento de estos elementos es determinante para la armonía visual y la simetría de un rostro. Por esta razón, la ortodoncia tiene una importancia estética tan destacada.

Tipos de tratamiento de ortodoncia

Existen dos tipos fundamentales de ortodoncia en función del tipo de fuerzas aplicadas para la corrección dental o maxilar.

Por un lado, la técnica fija se aplica mediante la aparatología no removible. Las bandas y los braquets que conforman el aparato se adhieren firmemente a los dientes y se anclan mediante arcos de material elástico para permitir la movilidad y, al mismo tiempo, aplicar las fuerzas estratégicas necesarias para corregir la mordedura gracias a la remodelación del posicionamiento dental.

Por su parte, la técnica removible permite al paciente poner y quitar el aparato según sus necesidades. La gran ventaja de este sistema es la comodidad que ofrece de cara a la higiene dental y durante la comida. Además, aunque no se trata de un sistema sustitutivo de la técnica fija puesto que no corrige las mismas alteraciones, sí supone una forma más adecuada para ciertos tratamientos desde el punto de vista estético.

Como se ha mencionado, la técnica fija y la removible no son sustitutivas la una de la otra sino que resultan complementarias siendo comunes los casos en los que los pacientes requieren distintas fases con cada una de las técnicas señaladas para corregir la mordedura o dar solución a su anomalía dental.

Tratamientos por fases

En base al mencionado uso de ambas técnicas, removible y fija, para un mismo paciente, es interesante destacar el tratamiento en dos fases que se inicia con la aparatologúa removible, en pacientes de corta edad y diagnóstico temprano, y continúa con una ortodoncia de carácter fijo en el momento en que el cambio de dientes está prácticamente completado.

Ámbitos de actuación

Un correcto tratamiento de ortodoncia puede solucionar de forma definitiva problemas relacionados con la foniatría y logopedia, de igual modo, estas especialidades pueden resultar de gran ayuda en el tratamiento de ortodoncia al reducirlo y acortarlo favoreciendo un buen alcance de los resultados deseados. Así, con la combinación de ambos sectores especializados se consigue una mejora efectiva de la respiración por vía bucal, de la función muscular oral corrigiendo la mordedura de forma total, favorece la deglución y minimiza las dislalias o problemas en la articulación fonética.

Por otra parte, resulta fundamental para muchos pacientes la relación entre la ortodoncia y la mejora del aspecto físico. Estos tratamientos son especialmente útiles en la corrección de ciertas deformidades maxilares y faciales que alteran tanto la estética como la función dental impidiendo una buena mordedura y afectando directamente al bienestar y la autoestima de los afectados. En algunos casos, los tratamientos de ortodoncia no son capaces de corregir de forma completa el problema específico del paciente y se hace necesaria la intervención quirúrgica, sin embargo, en la mayoría de los casos los resultados son completos y suficientes para ofrecer al paciente la armonía facial y la corrección dental que necesitaba.

Igualmente, las técnicas de ortodoncia están íntimamente relacionadas con todas las demás disciplinas de tratamiento de los dientes y los problemas orales. Así, son comunes las interacciones entre los distintos profesionales para la aplicación de sistemas interdisciplinares de tratamiento según las necesidades específicas de los pacientes.

Corrección de la mordedura

A través de la ortodoncia, como se ha mencionado, se puede tratar de forma definitiva los problemas de deformación y apiñamiento dental para conseguir una mordida correcta. Esto es imprescindible de cara a la estética del paciente pero se hace aún más importante si hablamos de salud e higiene.

Esto es así porque un correcto posicionamiento de las estructuras dentales favorece una adecuada limpieza de las mismas y, por tanto, mejora el cuidado y la salud bucal. De igual modo, una mordida incompleta o incorrecta puede tener consecuencias en el proceso de masticado de los alimentos y, por tanto, influir indirectamente en la digestión del paciente.

Así, formando una cadena, las consecuencias sobre la salud se pueden extender si no se pone remedio de forma adecuada. Para ello existen distintos tipos de braquets que responden a necesidades específicas y los deseos de cada paciente.

  • Los brackets metálicos cuentan con grandes ventajas en cuanto a la durabilidad, la capacidad de adhesión y efectividad de los resultados.
  • Por su parte, los brackets estéticos se ofrecen en distintos tipos de materiales como el plástico, la cerámica o el zafiro. En estos casos la intención es que el sistema de corrección dental sea más discreto a nivel estético. Cada vez con más frecuencia, se encuentran combinaciones de distintos materiales (ver. http://ormco.it/prodotti-di-ortodonzia) que logran brackets que aumentan la efectividad con una mejora estética notable.