Inicio Actualidad Sanitaria Carillas dentales: características, inconvenientes y ventajas de cada tipología

Carillas dentales: características, inconvenientes y ventajas de cada tipología

Carillas dentales elección color

Tipos de carillas dentales

En pleno siglo XXI la preocupación por la imagen y la estética personal ha ido adquiriendo mucha más importancia en nuestra vida cotidiana que en otros tiempos, y lo vemos en aspectos tan significativos como la imagen personal, pero también en la salud o la alimentación. Los avances tecnológicos y las nuevas técnicas han permitido esa evolución perfeccionando tratamientos en numerosos ámbitos, como por ejemplo en el de la odontología estética o estética dental, ámbito en el que muchos odontólogos se especializan cada año con cursos de estética dental especializados. Dicha revolución tecnológica permite hoy en día que todas las personas, al margen de su nivel económico, puedan acceder a tratamientos para mejorar su aspecto y, al mismo tiempo, la autoestima. Poder lucir un mejor aspecto, por mucho menos dinero y con menos esfuerzo, es un asunto que no solo concierne a la estética, y por eso son cada vez más los interesados en realizarse algún tratamiento de estética dental.

Y es que cuidar la sonrisa no es menos importante, pues se considera uno de los factores primordiales a la hora de mostrar nuestra mejor cara al exterior. Una buena sonrisa, bella y sana, transmite sensación de luz, de cercanía, de confianza, de alegría y de seguridad hacia la gente que nos rodea, y por ello es tan importante como cualquier otro cuidado del cuerpo. Es evidente que no todo el mundo puede tener unos dientes perfectos de forma natural, y debemos ser conscientes de ello, pero también es importante tener en cuenta que gracias a tratamientos como el de las carillas esto ya no tiene por qué ser un problema y que podemos cambiar para conseguir sentirnos mejor y lucir esa imagen y esa luminosidad que nos merecemos.

Si todavía no has oído hablar de las carillas dentales, debes saber que se trata de una técnica utilizada para mejorar la estética de los dientes en casos en los que haya problemas de desgaste, de decoloración, de espacios interdentales o de fracturas en el diente. Consiste en adherir una fina lámina en la parte exterior de cada pieza dental, mejorando su aspecto de forma no invasiva y dando una sensación totalmente natural.

Carillas dentales

Tipos de carillas dentales existentes en el mercado

Antes de explicar los tipos de carillas que existen, debemos advertirte sobre que no siempre son la solución más adecuada, por ejemplo, en casos en los que tengamos problemas de bruxismo o rechinemos los dientes al dormir. Además, si se tienen problemas graves en la alineación dental debido a dientes demasiado torcidos o montados unos sobre otros, es probable que lo más recomendable sea realizar una ortodoncia previa a las carillas. Aunque el tiempo y el proceso de tratamiento sean mayores en este tipo de casos, la boca lo agradecerá y el resultado final será inmejorable.

Dicho esto, podemos encontrar hasta tres tipos de carillas dentales en el mercado, que son, las carillas de porcelana, las carillas de composite y las carillas lumineers, y a continuación os explicamos el sistema y las ventajas de cada uno.

 

Carillas de porcelana

Este tipo de carillas son láminas de cerámica muy finas que se colocan en la parte superficial del diente, otorgando la mejor solución a los problemas estéticos más comunes. Las ventajas que tienen son:

  • Una tonalidad natural.Las láminas de cerámica consiguen un color, transparencia y tonalidad 100% naturales. Además no se deforman con el paso del tiempo gracias a una capa de glaseado que se realiza en el último proceso de elaboración de la misma.
  • Una gran resistencia.El nivel de resistencia frente al calor es extremadamente alto, dándonos una mayor sensación de seguridad frente a roturas o desgastes.
  • Buena adhesión y fácil sistema de colocación.La colocación se realiza de forma fácil utilizando un adhesivo de gran calidad, que nos permite tener una fijación perfecta a nuestras piezas dentales.
  • Un alto nivel de estética.Este tipo de carillas no pierden brillo ni color con el paso del tiempo, ofreciendo una calidad estética perfecta si comparamos con otro tipo de técnicas más agresivas e invasivas para nuestros dientes.
  • Buena higiene bucal.La limpieza de las encías y las carillas es muy cómoda debido a la superficie lisa y la perfecta unión de las mismas.
  • Un tallado e impacto poco agresivo.Se debe realizar un tallado de los dientes, pero el impacto sobre el esmalte es mínimo. En caso contrario, podría ser necesaria una pequeña dosis de anestesia local en el paciente.

 

Carillas de composite

Este tipo de carillas se utilizan cuando queremos restaurar la pieza dental de manera directa utilizando composites o resinas. Esta utilización es muy útil cuando tenemos roturas dentales parciales, dando una sensación de que la pieza dental está en perfectas condiciones y de una manera muy natural. Las ventajas que tienen son:

  • Fácil preparación.La preparación para la intervención es sencilla, pues tan solo hay que limpiar y pulir la superficie del diente usando una fresa de grano fino o superfino.
  • Implementación rápida.La implementación es rápida y en muy pocos casos se requiere más de una sesión.
  • Fácil proceso de modificación.El trabajo con las carillas de composite es muy cómodo, pudiéndose modificar la forma y el color al momento para finalizar el proceso de forma perfecta.
  • Fácil sistema de reparación.En los casos en los que el composite se desgaste o rompa debido al paso del tiempo o cualquier otro incidente, la reparación puede hacerse de forma sencilla y cómoda.
  • Un coste menor.El precio del composite es muy ajustado, lo que se debe fundamentalmente al ahorro del trabajo de estudio dental en el laboratorio.

 

Carillas lumineers

Las lumineers se consideran la evolución de las carillas dentales de porcelana por su ultra delgadez y por su gran resistencia. Las carillas lumineers se realizan con un tipo de porcelana muy concreta, de la marca Cerinate de EEUU, que aporta mucha fuerza y un espesor comparable con unas lentes de contacto (0,3mm), permitiendo una colocación sencilla sin tener que tallar y reducir la dentina. Las ventajas que tienen son:

  • Mayor resistencia que otros modelos.Este tipo de carillas son consideradas las más fuertes de hoy en día con una resistencia de hasta 20 años. ¡No te tendrás que preocupar más por tu sonrisa!
  • Un mínimo desgaste.El desgaste producido por el paso del tiempo tampoco deberá ser una preocupación gracias a su composición de nanocristales de laucita, que resisten perfectamente.
  • Una amplia gama de tonalidades.Las carillas lumineers tienen un gran abanico de tonalidades, pudiendo escoger de forma muy precisa la que mejor se adapte a la sonrisa.
  • Una técnica reversible.Al no requerir tallar la dentina se considera una técnica no invasiva, por lo que los dientes naturales permanecerán intactos.