home Avances Médicos y tecnológicos Conoce los avances médicos-tecnológicos más actuales

Conoce los avances médicos-tecnológicos más actuales

5 (100%) 1 vote

Avanzamos, y en nuestra ida hacia adelante buscamos nuevas formas de vivir mejor y durante más tiempo…de solventar o, incluso eliminar, problemas que dificultan nuestro paso por la vida. Entre tanto las nuevas tecnologías hacen su parte, eso sí, avanzando a un ritmo mucho más acelerado y eficaz que el nuestro, lo cual esperanza aún más nuestros anhelos y nuestras ganas de vivir mejor, haciendo frente a los problemas con mayores garantías de éxito.

La tecnología avanza tanto que muchas veces se muestra imperceptible ante el ojo humano común, siendo tan solo los especialistas y los investigadores los que poseen la clave de dichos avances, y las respuestas ante la duda de si los mismos podrán ayudarnos de alguna forma o no en nuestras vidas en algún momento.

El campo de la salud es uno de los que más nos preocupa, pues la tecnología se posiciona hoy en día como uno de los pocos candidatos a hacer desaparecer males que hasta ahora no habían podido ser combatidos, como puedan ser el cáncer o determinadas enfermedades para las cuales aún ni siquiera existen vacunas. Y, en este sentido, queremos abordar en el siguiente artículo algunos de los avances que se encuentran más cercanos a la realidad (algunos ya lo son) en nuestro momento actual a nivel médico-tecnológico. Descubrimientos, ensayos y tecnologías punteras que, bien combinadas, parecen poder poner fin a muchos problemas que hoy nos acucian, dando lugar a un futuro escenario sanitario digno de las mejores películas de la ciencia ficción.

 

Avances que auguran un esperanzador panorama sanitario

  1. Selección y modificación genética

A través de la edición o selección genética, hoy en día sabemos que se puede llegar a averiguar qué tipo de genes son causantes de determinadas enfermedades, en qué medida pueden ser hereditarias, etc. Este conocimiento permite también tener acceso a dichos genes, con el fin de eliminarlos o modificarlos para combatir afecciones. Gracias a este avance médico se ha podido, por ejemplo, ir más allá en el tema de la reproducción asistida, evitando que fecunden los embriones con problemas genéticos capaces de mutar en posibles enfermedades graves en el futuro.

Este sistema permite, incluso, poder modificar la estructura del ADN en enfermedades ya contraídas insertándose genes correctivos, algo que ya se ha llevado a la práctica con éxito en el Hospital de Oakland (UCSF Benioff Children’s Hospital, EE.UU.) en forma de tratamiento experimental el pasado año de 2017, en un paciente afectado con el Síndrome de Hunter.

 

  1. Congelación de moléculas

La congelación de moléculas y su utilidad, resulta más conocida hoy en día gracias al Premio Nobel de Química de 2017, que se otorgó a tres científicos (Joachim Frank, Richard Henderson y Jacques Dubochet) por su trabajo: El desarrollo de la criomicroscopia electrónica para la determinación de la estructura de biomoléculas en solución a gran resolución. Esta investigación, basada en la longitud de las ondas en microscopia, se basa un poco en la misma lógica que las imágenes y los píxeles, es decir, que cuanto más pequeño sea un píxel más facilidad tiene el ojo humano de percibir la imagen con detalle y con mayor perfección que al contrario. Para proteger las muestras de la luz y de los posibles impactos de los electrones, se congelan, lo que permite un estudio mucho más detallado de las propiedades sin que éstas se deformen o modifiquen a gran velocidad.

Esta compleja técnica permite estudiar virus, la estructura del ADN, la composición de las células o nanopartículas a un nivel de detalle extremo, con los consiguientes beneficios que ello puede tener para entender el funcionamiento de nuestro cuerpo.

 

  1. Lucha contra las superbacterias

Sin duda, el año 2017 fue muy prolijo en los avances médico tecnológicos, y lo vemos de nuevo en la ansiada lucha contra las superbacterias, nombre que reciben aquellas bacterias del cuerpo que terminan volviéndose resistentes a tratamientos antibióticos, produciendo infecciones y anulando el funcionamiento de los mismos y el fin para que el fueran prescritos. Afortunadamente, investigadores del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC han dado con una estrategia capaz, muy probablemente, de acabar con el comportamiento de estos patógenos tan peligrosos para la salud.

El estudio, publicado en la revista Cell en 2017, ha trabajado en concreto con la bacteria Staphylococcus aureus, una de las más peligrosas para el cuerpo humano, concluyendo que posibles tratamientos combinados de las llamadas estatinas con antibióticos comunes, podrían lograr que las bacterias no se volvieran resistentes al tratamiento. Esta combinación de elementos atacaría la resistencia de las bacterias, a nivel inicial, impidiendo con ello que la compleja organización celular de las mismas acabe actuando a la larga contra el tratamiento. Un estudio, en definitiva, que provee el éxito en la lucha contra estas superbacterias y el aumento de las posibilidades de supervivencia en casos de este tipo.

 

  1. Nuevas vacunas y ensayos

Los avances también son notables en el terreno de las vacunas y siguen realizándose investigaciones centradas en encontrar remedios con los cuales poder luchar contra enfermedades que, especialmente en lugares como África, pueden llegar a ser devastadoras. Es el caso del tifus o el zika, una enfermedad causada por un virus que transmite generalmente la picadura de un mosquito en zonas tropicales y que no cuenta con ningún tipo de medicación ni remedio a día de hoy, salvo medidas de tipo preventivo.

La OMS ya ha manifestado los importantes y positivos efectos que está teniendo la vacuna contra el tifus, capaz de solventar en la actualidad 9 de cada 10 casos en una enfermedad que puede llegar a causar la muerte a un 30% de los enfermos. Existen dos tipos de vacunas contra el tifus, que son, una de tipo inactivado que se administra en forma de inyección y otra de tipo atenuado que debe administrarse por vía oral.

En el caso del virus del zika, cuya investigación está siendo liderara por científicos de la Universidad Estatal de Ohio (EE.UU), la vacuna se encuentra aún en fase experimental pero ya ha tenido importantes resultados a corto plazo en ratones, por lo que se espera que pronto pueda convertirse en una realidad para los humanos.

avances en la sanidad

 

  1. Detección temprana de tumores

En los avances realizados en torno a la detección temprana del cáncer se prevé un buen futuro pues, gracias a una investigación llevada a cabo en Reino Unido por científicos de la Universidad de la Escuela de Medicina de Warwick, la identificación de células tumorales de forma precoz podría llevarse a cabo con tan solo un análisis de sangre, y esto podría evitar muchos casos y hacer que se convierta en una enfermedad con mayores expectativas de curación.

Este estudio ha descubierto que las células tumorales emiten una serie de marcadores en la sangre, incluso antes de que el tumor aparezca en el cuerpo y que se comiencen a experimentar sus síntomas. Conocer este hecho con tanta antelación supondría un auténtico avance en los tratamientos, y no solo evitaría que muchos pacientes falleciesen, sino que aumentaría también la esperanza de vida de prácticamente todos ellos.

Aún queda mucho por avanzar en este campo, que ya ha detectado unos 800 marcadores, pero se espera que puedan identificarse más y averiguar cuáles son los más significativos, con el fin de que en un futuro cercano el cáncer sea menos agresivo y letal que en la actualidad.

 

  1. Impresiones 3D

Cuando nos referimos a la forma en que la tecnología ha avanzado, permitiendo la mejora de la sociedad y en particular de nuestra salud, no podemos dejar de mencionar el caso de las impresoras en tres dimensiones. Y es que este tipo de impresoras han revolucionado la medicina en muchos aspectos, ofreciendo un nuevo futuro a personas con necesidades de prótesis y a empresas y compañías biomédicas, farmacéuticas…

Este tipo de impresoras permiten generar diseños que son utilizados de forma provisional, sirviendo como prueba de resultados para el diseño final de los procesos, tratamientos o productos en cuestión, lo que permite mejorar la eficacia y poder conseguir resultados cada vez más adaptados a la realidad de cada paciente.

Las impresoras 3D se encuentran ya en una fase tan avanzada a nivel de empleabilidad en investigación científica y medicinal, que ya se está trabajando con prototipos, incluso, de estructuras óseas.

 

  1. Nuevos estudios con células madre

Hasta ahora los estudios realizados con células madre se habían topado con frenos que, al final, no estaban conduciendo a resultados realmente concluyentes de ningún tipo. Sin embargo, recientemente un equipo científico de la Universidad de Colorado (EE.UU) parece haber dado con un experimento realmente positivo, consistente en la extracción de células madre procedentes de la piel para atajar enfermedades hasta ahora incurables.

Los científicos han conseguido “reprogramar” células procedentes de tejidos dérmicos, haciendo que células adultas puedan convertirse en células madre de máxima potencia, lo que supone un importante y esperanzador avance para la medicina regenerativa. Se cree que las células adultas (estén sanas o enfermas) poseen genes inactivos que pueden activarse y transformarse en iPS, es decir, en células madre pluripotentes capaces de generar múltiples tejidos. Este experimento permitiría estudiar y manipular las células a nivel genético, una a una, con el fin de implantarlas de nuevo en el paciente una vez transformadas.

Este estudio ha acelerado el proceso de trabajo con respecto a investigaciones anteriores, al mismo tiempo que ha aumentado su nivel de seguridad para la aplicación con personas. Se espera que dichos resultados positivos permitan su aplicación real para el inicio de pruebas clínicas, con las que se espera poder poner fin a enfermedades hasta ahora sin cura, como es el caso de la Epidermis Bulosa.

 

  1. Máquina de perfusión normotérmica

Sabemos que España es uno de los países más generosos y empáticos a la hora de entender y colaborar con la importante tarea de donar órganos a aquellas personas que los necesitan. Sin embargo, pocos son los que saben que hasta hace poco el sistema empleado para la conservación de los mismos (desde la recepción hasta su nueva implantación en un quirófano) no era la más adecuada, produciéndose en ocasiones daños que podían llegar a ser irreparables. Este sistema consistía en conservar los órganos en bolsas sumergidas en frío, como el hielo, para transportarlos después en neveras hasta el hospital que los demandara.

Pero la llamada máquina de perfusión normotérmica parece haber llegado para quedarse y acabar con este problema y, aunque solo se ha podido utilizar con hígados (el estudio se ha llevado a cabo con hígados de cerdo), arroja resultados muy alentadores para el mundo de los trasplantes en general. Dicha máquina es un invento que cuenta ya con al menos 20 años, realizado por dos investigadores británicos, Peter Friend y Constantin Coussios. Esta máquina, a su vez, forma parte de un estudio cofinanciado por la Comisión Europea que apuesta por los beneficios que puede aportar a la conservación de los órganos la existencia de oxígeno, lo que permite que siga circulando la sangre y se eviten daños mayores, algo muy importante sobre todo en caso de órganos de pacientes fallecidos de infarto.

 

Desarrollo tecnológico, clave en la mejora del sistema sanitario

El desarrollo de la tecnología, en este último siglo de forma particular, nos ha hecho ser conscientes del papel que puede ejercer en la mejora de nuestra propia salud y del sistema sanitario en general, y lo vemos en cosas tan cotidianas ya como el hecho de poder pedir y gestionar nuestras citas a través de internet o del teléfono móvil; en el perfeccionamiento de los estudios universitarios y en los diagnósticos gracias a las realidades aumentadas; en nuestro mayor compromiso con la ecología y el mundo animal gracias a la incorporación de ensayos por simulación; en el perfeccionamiento de las técnicas quirúrgicas gracias a la incorporación de robots…etc.

Cuestiones que antaño podían parecer formar parte de la ciencia ficción, son cada vez más reales y comienzan a acompañarnos en nuestro día a día sin que apenas nos demos cuenta. Pero todavía queda mucho por andar y se espera que la tecnología pueda ser la clave para resolver problemas tan cruciales como el cáncer o el aumento de la esperanza y de la calidad de vida. El progreso…continua.