Inicio Actualidad Sanitaria Gimnasia de mantenimiento. Beneficios para la salud

Gimnasia de mantenimiento. Beneficios para la salud

Mantenernos activos es una garantía de vida. Evitar enfermedades cardiovasculares, tener en forma nuestros huesos y articulaciones, alejarnos de la obesidad y cómo no, tener la mente despejada. No hace falta que realicemos ejercicios de máxima resistencia y esfuerzo para estar en forma. La gimnasia de mantenimiento no es cosa de personas mayores. Es verdad que se trata de ejercicios más ligeros, pero siempre es mejor que la vida puramente sedentaria. Y hay tablas de gimnasia para todas las edades y que se pueden hacer en el salón de tu casa. ¿Te apuntas a esta clase particular? ¡Fuera pereza y excusas! Verás los múltiples beneficios que tiene para la salud.

Beneficios para la salud

La gimnasia de mantenimiento tiene variedad de beneficios para la salud Realizar unos ejercicios sin gran esfuerzo y de forma continuada nos ayudan a muchos aspectos relacionados la vida más energética y sana. He aquí una lista con los más destacados:

  • Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares
  • Prevención de diabetes y la hipertensión.
  • Esos ejercicios de mantenimiento nos ayudan y a recuperarnos de las lesiones ocasionadas en las articulaciones.
  • Prevención de osteoporosis y otras enfermedades óseas.
  • Mejora la capacidad respiratoria.
  • Nos ayudan a controlar el peso y evita la obesidad
  • Tonificar los músculos

Ejercicios de mantenimiento

Ya sea en gimnasios o en casa se puede establecer una rutina de ejercicios de mantenimiento. No debes olvidar calentar siempre antes. Los estiramientos previos a cualquier actividad te previenen de posteriores molestias o lesiones. Estira todo tu cuerpo, desde los tobillos, haciéndolos girar en un sentido y en otro, hasta el cuello, con movimientos suaves, adelante y hacia atrás, hacia los lados y rotando 360 grados.

Para llevar a cabo tu propia tabla de gimnasia de mantenimiento debes incluir ejercicios aeróbicos, de flexibilidad, de coordinación y de fuerza, así como dedicarle al menos media hora diaria a caminar a buen ritmo. La natación, la bicicleta estática o la cinta de correr son buenos complementos, siempre que no sean contraproducentes a tu salud. Estas son algunas ideas que puedes poner en práctica:

  • Sentadillas. Aunque es un ejercicio muy sencillo debes tener cuidado con dos partes de tu cuerpo. La espalda que esté recta cuando estés bajando y las rodillas que no sobrepasen tus pies.
  • Steps o hacer escalones. Es un buen ejercicio cardiovascular que puedes hacer en cualquier escalón con suficiente altura, en casa o en algún parque. Apoya un pie sobre el escalón con la rodilla doblada, luego impúlsate y sube la otra pierna. Baja despacio una rodilla y luego la otra. El número de veces dependerá de tu forma física.
  • Piernas. Tumbado en el suelo, abre y cierra las piernas como si fueran unas tijeras. Este mismo ejercicio puedes realizarlo tumbado de lado y llevarlas de un extremo a otro.
  • Bird- dog. Con este peculiar nombre se conoce a un ejercicio típico del pilates y yoga y nos ayuda a fortalecer el abdomen. Nos colocamos con las manos y las rodillas apoyadas en el suelo, las muñecas justo debajo de nuestros hombros y los dedos apuntando hacia delante. A continuación, extenderemos un brazo al mismo tiempo que elevamos la pierna contraria y viceversa.
  • Plank o plancha. Sirve para tonificar y fortalecer la parte espalda, glúteos, piernas, abdomen y brazos. Túmbate en el suelo con el abdomen hacia abajo, luego dobla los codos hasta que queden alineados con los hombros. El cuerpo debe formar una línea recta desde la cabeza hasta los talones. Debes apoyarte con los antebrazos y las puntas de los pies, las caderas elevadas y no arquear la espalda. Mantente en esta posición varios minutos, pero si eres principiante, tan sólo 15-30 segundos.
  • Fondos. Sin llegar a ser flexiones, es un ejercicio fácil que basta con apoyar las rodillas en el suelo y realizar el mismo gesto como si lo fuera. Se fortalece brazos, hombros y abdomen.

El cuerpo humano agradecerá esta rutina de entrenamiento físico con un alivio, desde el punto de vista físico y mental.