Inicio Ortodoncia y odontología Cómo desinflamar las encías

Cómo desinflamar las encías

La inflamación de las encías o gingivitis es una de las afecciones más comunes de la boca y de las más molestas. Normalmente es producto de una mala higiene bucal. Causan sensibilidad y dolor. Aparece cuando las encías están más grandes de lo normal, hinchadas y han cambiado de color, de aspecto enrojecido, incluso moradas y cuando nos cepillamos sangran un poco.

Causas de la inflamación de encías

Esta incómoda sensación bucal viene dada por varios motivos. En primer lugar, se debe a la acumulación en los dientes de placa bacteriana. Y ¿cómo se llega a esto? Pues nada menos que por culpa de los restos de azúcares y almidones que se quedan impregnados en los dientes, después de consumir estos carbohidratos. Existen otras causas que producen esta inflamación de encías como el tabaco, algunos medicamentos por su composición como los anticonceptivos orales o los corticoides, los cambios hormonales, ciertas enfermedades como la diabetes o VIH, debido a las ortodoncias o también existe el componente genético. Por eso es tan importante el correcto cepillado después de cada comida, para eliminar cualquier resto de alimento que pueda quedar entre los dientes.

Consejos para desinflamar las encías

Ya sabemos las posibles causas de la inflamación de las encías, pero ¿cómo acabar con esta dolencia? Os damos algunos trucos y consejos para que desaparezca la tan molesta gingivitis.

Aplícate Aloe Vera

Esta planta posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y es un adecuado analgésico. Para emplearlo, puedes hacerlo de distintas formas. Bien aplicándolo directamente en las encías inflamadas, o bien, en el cepillo de dientes y pasarlo suavemente por la zona afectada.

Bicarbonato de Sodio

Con propiedades antisépticas, es el aliado perfecto contra la gingivitis. Para utilizarlo, sólo tienes que mezclar una cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua. A continuación, mojas el cepillo y lo pasas por la zona enrojecida. Deja actuar unos 20-30 minutos y luego te enjuagas con agua normal.

Enjuágate con agua y sal

La sal, por su composición, es un gran desinfectante, antiinflamatorio y mejora la circulación. Sólo tienes que diluir una cucharada de sal en medio vaso de agua tibia y enjuagarte varias veces al día. ¡Verás qué alivio y los buenos resultados en poco tiempo!

Come sano

La alimentación es clave para una buena salud bucal. Hay que alimentarse con productos sanos y equilibrados como la fruta y la verdura. Bebe mucha agua al día y reduce al máximo los alimentos y bebidas que contengan azúcares. Lo mismo con el tabaco y el alcohol. Incorpora en tu dieta de forma habitual la vitamina C. Te ayudará a la desinflamación de encías gracias a sus propiedades antioxidantes.

Buen cepillado

Y llegamos al quid de la cuestión. Un buen cepillado después de cada comida disminuye las dolencias bucales. Hazlo, mínimo tres veces al día y, al menos durante 2 minutos, para eliminar bien todos los restos de comida que puedan quedar. Utiliza pasta dental que contenga flúor, que es un buen aliado antiinflamatorio. El cepillo que sea de cerdas suaves, redondeadas y de cabezal pequeño. No olvides el hilo dental para llegar a los huecos entre los dientes, es el lugar favorito de la placa bacteriana.  Y para terminar tu cepillado, usa un enjuague bucal.

Si sigues estos consejos podrás desinflamar en poco tiempo tus encías.