Inicio Actualidad Sanitaria Inteligencia Artificial en medicina ¿Puede competir con un profesional?

Inteligencia Artificial en medicina ¿Puede competir con un profesional?

Inteligencia artificial en la medicina
Rate this post

Inteligencia Artificial en Medicina

En la actualidad, la inteligencia artificial (IA) nos brinda la posibilidad de optimizar tanto los procesos realizados como los recursos utilizados en la medicina tradicional, conservando la eficiencia y potenciando la eficacia dentro de la práctica clínica. Aunado a ello, existe una amplia gama de aportes por parte de la tecnología que van desde asistir y complementar a los especialistas en intervenciones quirúrgicas hasta nuevas formas de administrar terapias farmacológicas, con dispositivos especiales, como las píldoras robóticas.

Ahora bien, dentro de los principales avances relacionados con la IA en medicina a continuación, mencionaremos los más resaltantes:

Corti: creado en Holanda es un sistema que permite detectar ataques cardiacos a través de una llama telefónica como las que reciben las líneas de emergencia, con el fin de recoger información que pueda ser útil al personal sanitario, una vez que lleguen para brindar la ayuda que necesita el paciente. En casos como este, es un excelente asistente virtual, pues toda la información recabada durante la llamada es enviada al personal que va en camino, hecho que permite optimizar y planificar las estrategias a implementar, una vez que la ambulancia llegue a su destino, ya que el tiempo es un factor decisivo y muy valioso para lograr buenos resultados al momento de tratar eficaz y oportunamente la emergencia.

Y esto no es todo, puesto que, a lo largo de su implementación, de un total de 161.000 llamadas de emergencia, con 2.000 casos de ataques cardiacos, ha conseguido reconocer los episodios de ataques cardiacos con una precisión de 93%, cifra que al ser comparada con el 73% obtenido por operadores humanos, refleja lo ventajoso y útil que puede resultar este sistema.

Además, dentro de las IA más útiles en el área clínica también tenemos, RadIO, un test exprés para el diagnóstico precoz de cualquier tipo de cáncer de próstata, fue desarrollado por un grupo de científicos de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Moscú (MISiS), con el cual se obtienen resultados en tan solo 10 minutos y la mejor parte es que está disponible de forma gratuita y existe tutoriales de cómo usarlo.

Art Medical, para monitorizar pacientes intubados,esta ingeniosa IA, ha nacido en Israel y consiste en la creación de tubos de alimentación y respiración con sensores inteligentes para evitar las complicaciones propias de estos pacientes, como infecciones o riesgo de broncoaspiración, ya que se controla de forma automatizada y en base a ello alerta de cualquier anormalidad.

Pysch-E: esta creada a base de algoritmos capaces de predecir psicosis, creado por un equipo de investigación estadounidense, para evaluar problemas mentales a través del leguaje y de esta manera dar solución a problemas como la falta de disponibilidad de profesionales altamente cualificados, así como también es capaz de predecir la presencia de psicosis en un paciente.

CheXnet: esta modalidad de IA, se ha estructurado con la finalidad de diagnosticar neumonía a través de algoritmos, a partir de una simple radiografía de tórax. Para ello un grupo de expertos en Learn Machine utilizo una gran cantidad de imágenes de rayos X de tórax con sus respectivos diagnósticos, en base a los cuales el sistema emite sus diagnósticos y evita falsos positivos con un alto grado de sensibilidad y especificidad.

Babylon Health, es una aplicación londinense que ha sido creada con el objetivo de prevenir aquellas enfermedades que sean detectadas a través del seguimiento del estilo de vida, donde se toman en cuenta los hábitos alimenticios, pero además permite diagnosticar enfermedades en base a los síntomas que puedan presentarse y otros parámetros como frecuencia cardiaca, todos estos datos se complementan con la historia clínica del usuario, para finalmente emitir el resultado.

¿Puede la IA competir con un profesional de la medicina?

Al respecto, el Royal College of General Practitioners (RCGP), realizó un estudio, donde se aplicó un test frecuentemente utilizado para certificar médicos de cabecera, en el mismo participaron tanto médicos de atención primaria, como el sistema de IA Babylon Health, los resultados obtenidos revelan que la aplicación obtuvo un 80% de aciertos en el diagnostico enfermedades, contra un 64 a 97% alcanzado los profesionales con experiencia. En este sentido, hay que aceptar que hay ciertas tareas en las que la IA puede hacer mejor que los seres humanos, como la recolección, procesamiento y análisis de datos, debido a que posee una capacidad de información ilimitada.

Quedan claro que la IA ha llegado para quedarse, así como los innumerables beneficios que aportan al campo de la medina, por otra parte, cabe destacar que anteriormente el uso de la tecnología se limitaba a realizar estudios aislados, como por ejemplo un ecosonograma, para que los resultados puedan ser analizados e integrados por el médico a un conjunto de datos y finalmente dar con un diagnóstico adecuado. A esta herramienta se le conoce como aprendizaje automático, usan un software y se limitan a realizar la tarea para la cual ha sido programada. Sin embargo, siguen vigentes en la práctica médica profesional, con equipos especializados.

Actualmente los avances tecnológicos se han superado y la diferencia de los equipos tradicionales con un sistema de IA, radica en que, a este último, no se le dice exactamente qué hacer, sino que se le proporcionan las herramientas necesarias a partir de las cuales puede identificar patrones y de esta manera tomar la decisión más acertada. Esta capacidad, le permite aprender de sus aciertos y errores para mejorar sus resultados con el tiempo, hecho muy parecidos al conocimiento que adquieren los humanos con la experiencia. Y es ahí donde convergen los conocimientos que ofrece la IA y las destrezas de los profesionales en el área.

Sin embargo, este tipo de inteligencia, se crea con el objetivo de asistir y complementar, las actividades que lleva a cabo el médico, no con la intención de competir con el y mucho menos de desplazarlo, ya que en el ámbito clínico existen muchos factores que se deben considerar al momento de evaluar un caso en particular para emitir un diagnostico y poder establecer un tratamiento y esta es un área que la IA no abarca. Entre ellos, se encuentran una gran variedad de factores que influyen en el estado de ánimo del paciente, su interacción con el medio ambiente y la posibilidad económica de llevar acabo el tratamiento mas indicado, sin dejar de lado habilidades como la persuasión, motivación y la empatía, en todo esto los humanos seguimos siendo mejor.

Todos estos avances están replanteando los roles profesionales y por lo tanto es necesario mantenerse a la vanguardia, adquiriendo nuevas competencias en materia de tecnología. En consecuencia, hay que dejar claro que tanto los profesionales de la medicina, como las estrategias de IA que puedan ser usadas en esta área, tiene mucho que aportar, pero también que estos sistemas son creados por el hombre y que es el quien determina hasta donde pueden competir con un profesional de la salud, hecho que esta muy lejos del objetivo para el cual ha sido creado, que nos es mas que asistir y complementar las actividades que realiza el médico en la práctica clínica a diario, no con la intención de competir con él y mucho menos de desplazarlo.