Inicio Ortodoncia y odontología 4 técnicas dentales para odontólogos innovadores

4 técnicas dentales para odontólogos innovadores

Paciente en la consulta del dentista
Rate this post

Los tratamientos dentales son, con mucha diferencia, los que ofrecen una mayor cantidad y variedad de innovaciones. Mejoras continuas en aparatología, técnicas, tecnologías y materiales. Y es que, cuando hablamos de mejoras bucodentales, al componente de salud, se une una vertiente estética que obliga a la industria que apoya a la odontología a encontrar soluciones que sigan las tendencias que resultan más populares. Aún así, fuera de toda moda, la primera de todas las tendencias es, y seguirá siendo siempre, tener una dentadura sana y estéticamente  agradable.

Pero, a lo que vamos, ¿cuáles son las últimas innovaciones que podemos encontrar en las consultas odontológicas?. Las vemos, una a una:

– Radiografías digitales. Las radiografías digitales están reemplazando a las tradicionales. Porque son más rápidas, porque ofrecen imágenes más nítidas y porque se pueden manipular, trasladarlas de un lugar a otro con medios portátiles o enviarlas como archivos adjuntos a través de correos electrónicos.

Todo empieza colocando un sensor de fósforo en la boca del paciente que sirve para capturar imágenes escaneadas. Estas capturas pasan a un ordenador donde se pueden visualizar, guardar y archivar. Así resulta más fácil disponer de la información necesaria para contrastar posteriormente el estado de la boca capturado por la imagen. Otro de los beneficios de esta técnica es la exposición más limitada, en tanto que el fósforo es más sensible a los rayos x.

Caries invisibles

Los rayos x digitales revelan caries no visibles a simple vista, pero también los estados de los dientes en su contacto con el hueso. En este sentido, los dentistas tienen también una herramienta fabulosa que les ayuda a saber si los implantes de titanio colocados en la boca del paciente están bien insertados en la rosca practicada en el hueso.

Láseres dentales. Tradicionalmente, los dentistas han venido utilizando un instrumento denominado explorador con el que descubren caries y cavidades en las piezas dentales. Pero los dentistas más innovadores están aplicando una variante de los láseres de diodo. Este dispositivo aprovecha una característica física de las caries que las revelan y es que brillan cuando se les aplica el láser.

Así resulta fácil, no sólo detectar la presencia de caries en curso, sino también las incipientes que no son fáciles de detectar incluso para el ojo experimentado. Pero, ojo, los láseres de diodo no pueden sustituir a las detecciones por rayos x. Si los láseres pueden ver en las zonas donde hay roce y se produce la masticación; los rayos x van más lejos al poner de relieve espacios ocultos entre los dientes, y sus caries, y, como ya se ha dicho, pueden ver bajo las piezas dentales, en la zona ósea.

– CAD y CAM. Estas siglas son los acrónimos en inglés de ‘diseños asistidos por ordenador’ (CAD) y de ‘fabricación asistida por ordenador’. Se trata de modelos de piezas dentales y de prótesis que se confeccionan virtualmente para crear luego piezas reales con técnicas 3D que encajan perfectamente en los lugares previstos para ellas. Con estas técnicas de ayudas al diseño odontológico, el paciente ha de acudir menos veces a probarse su implante, sus coronas o sus puentes, y, en consecuencia, se ahorran tiempos y gastos derivados.

– Regeneración de los entornos dentales. Las limpiezas habituales de las superficies situadas entre los dientes tienen como objetivo acabar con el sarro y con la placa. Sin embargo, nuevos avances en odontología van en una dirección complementaria, eliminar las bacterias que producen esas acumulaciones indeseables y, algo todavía mejor, añadir membranas, injertos en los huesos de las mandíbulas o incluso proteínas que ayuden a estimular el crecimiento de los tejidos, que permitan regenerar los huesos maxilares y combatir las enfermedades en las encías.